Compañía para una dieta saludable

 

Nuestra misión en la vida es ayudaros a comer fruta a vosotros y a vuestros hijos. Dándole vueltas, en ComeFruta hemos llegado a una conclusión: Comprar frutas y verduras a domicilio está bien, además, queremos ofreceros soluciones para hacer fáciles esos buenos hábitos.
Por eso queremos abrir esta sección para colaborar a que en vuestra casa (o en vuestra oficina) comáis más fruta. Sencillamente. Gracias a la red, podremos comentar qué se puede hacer para que nosotros y los que comen lo que les ofrecemos, coman más fruta.
Dos familias son suficientes para comparar a nuestros hijos. Enseguida nos asaltan con que Enriquito (desde muy pequeño ¿eh?) comía toda la fruta que le ponían delante y quería comerse la de sus (siempre es así) sorprendidos padres. Enriquito es así…como si ellos no tuvieran nada que ver y así retornan nuestras vidas al remordimiento. Bien, nuestra tesis es que sus padres no son tan inocentes en la mayoría de los casos y que podemos hacer mucho (sin pelearnos, pero sin sobornarlos) para que los niños coman más fruta y verdura.

En una oficina pasa parecido, la queja de que la vida que llevamos no es saludable, que hay que comer más sano es permanente; pero la realidad es que no hay nada más impredecible y desagradecido que un comité informal de compañeros de trabajo improvisando una postura ante algo nuevo. La tranquilidad de espíritu que esperábamos por trabajar para que el mundo sea un poco mejor, no se obtiene cuando tus compañeros señalan. Solo hay una forma de ser más listo que los listos, descubrir la adulación en la crítica: cuando dicen no quieren decir sí.

Si internet es útil, es porque siempre tiene a nuestro alcance lo mejor: además de la mejor fruta (aquí), las mejores soluciones y trucos para cualquier problema. Eso es lo que queremos, haceros la vida más placentera y fácil ofreciéndoos la mejor fruta que podáis encontrar en casi cualquier sitio que no sea el árbol y todo lo necesario para que se la coman. Aunque uno pensaría que con lo primero debería ser suficiente; somos así qué le vamos a hacer.

Para empezar, por tanto, un consejo sencillo:

Deja la fruta a la vista

Está claro. Si está a la vista, es una opción, si llega nuestr@ churumbel y no la tiene a mano y no la ve se irá a la despensa en todos los casos. En cambio, le damos una oportunidad al frutero si está a la vista. Cuanto más a la vista mejor (¿delante de la Play? Sí, es el mejor sitio). No hace falta que sea TODA la fruta. Una parte en el frutero de siempre, otra parte en la nevera mientras acaba de madurar y la otra en la mesa de centro de la tele, del salón o cualquier otra zona común donde puedas sacarle todo el jugo a la pereza de los tuyos…

En la oficina sería lo mismo, si además de elegir un lugar accesible y visible empiezas poniendo pocas piezas, lograrás que se vea y se aprecie. Si empiezas con poca y logras centrar las críticas en la escasez, habrás logrado todos tus objetivos: comerán sano, te adularán criticando y tu tranquilidad de espíritu.

¿Una chorrada? Seguro, pero la dice Harvard, nada menos, la escuela de salud pública de Harvard. En todo caso, habrá muchos más trucos. Seguro que conocéis alguno que nos podáis facilitar. Así, algún día podremos publicar la Gran Guía del Consumo Irresponsable de Fruta. Seguiremos informando… por favor, prueben y comenten.
😉

agricultura sostenible
Productos naturales, saludables y de calidad, con todo su sabor y vitaminas. Si algún producto no llega en buen estado, te devolvemos el dinero.
fruta solidaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *