ComeFruta colabora con Acción contra el Hambre

El próximo día 16 de octubre la FAO celebra el Día mundial de la Alimentación con eventos en más de 150 países. El objetivo no es otro que avanzar hacia el objetivo “Hambre Cero” en 2030.

ComeFruta colabora con Acción contra el Hambre a conseguir dicho objetivo, ofreciendo la posibilidad a sus clientes de donar 1€ solidario al final de sus compras en nuestra web.

Resistencia a la sequía en Somalia

Somalia, está sufriendo el impacto devastador de una prolongada y creciente sequía causada por tres temporadas en las que no llovido, así como por las altas temperaturas y otros cambios en los patrones climáticos vinculados al fenómeno del “El Niño”.

Las comunidades de Somalia se ganan la vida gracias a la agricultura y a la cría de ganado; de hecho el 80% de la población depende de la agricultura de pequeña escala para sobrevivir.

En épocas prolongadas de sequía severa, los cultivos fracasa y el ganado muere y lo que provoca que la comunidad se resienta mucho. En 2011, la sequía y los conflictos desencadenaron una hambruna en Somalia que causó la muerte de un estimado de 250.000 personas.

A día de hoy, tras dos años de intensas sequías y el impacto de más de dos décadas de conflicto civil que destruyó la infraestructura de para la salud, el agua, los mercados y las escuelas, han empujado de nuevo al país a una hambruna masiva. Las Naciones Unidas advirtieron que si no se moviliza inmediatamente una gran respuesta mundial, en Somalia más de 360.000 niños podrían sufrir los estragos del hambre.

En este momento, la mitad de la población somalí, más de seis millones de personas, están sufriendo inseguridad alimentaria. Acción contra el  Hambre, es una de las pocas organizaciones humanitarias que responden a la crisis de hambre masiva en partes de Somalia, y que están dando respuestas a las necesidades urgentes de supervivencia diaria de familias y niños como Yareeyo, de dos años de edad.

La historia de Yareeyo

Yareeyo, sus hermanos y sus padres, Halimo y Abshir, viven en la región de Bakool, en el suroeste de Somalia. Tienen serias dificultades económicas y se han visto gravemente afectados por la sequía. Durante más de dos semanas, Yareeyo había sufrido de tos, fiebre y falta de apetito.

A lo largo de Bakool y la mayor parte de Somalia, las comunidades tienen poco o ningún acceso a los servicios de salud debido a los más de 22 años de conflicto que han convertido al país en uno de los países más frágiles. Los padres de Yareeyo, Halimo y Abshir, tenían muy pocos recursos y no sabían a dónde acudir para ayudar a su hija. Intentaron llevarla a un curandero tradicional, pero la condición de Yareeyo no mejoró.

Halimo vio que la salud de su bebé se deterioraba cada vez más, pero estaba decidida a encontrar una forma de salvarla. Supó que había un equipo de Acción contra el Hambre que apoyaba un programa de nutrición de emergencia en el pueblo de El Barde. Halimo decidió hacer el largo viaje a El Barde a pie para tratar de salvar la vida de su hija.

“La sequía estaba matando a nuestro ganado, del que dependemos para vivir. Sin ingresos y con poca comida, nuestra familia estaba sufriendo. La condición de mi hija Yareeyo empeoraba “, dijo Halimo. Pensé que iba a perder a mi hija.”

Acción contra el Hambre en Somalia

La decisión de Halimo de viajar al centro de salud gestionado por Acción contra el Hambre,  significaba que tenía que vender dos cabras para que tuviera suficiente para hacer el viaje. Su esposo Abshir se quedó para cuidar de sus otros hijos. “En el área donde vivimos, uno de nosotros tiene que estar siempre con los niños.”, dijo Halimo.

Después de cinco días de cuidados intensivos, incluyendo alimentación por sonda y dosis de antibióticos, la condición de Yareeyo comenzó a mejorar. Pronto ella era lo suficientemente estable para quitar el tubo de alimentación y capaz de empezar a beber leche terapéutica especial. En poco más de una semana, Yareeyo se había recuperado lo suficiente como para ser dada de alta del tratamiento de hospitalización, y fue remitida a un programa de tratamiento ambulatorio para la atención continua y el monitoreo.

Abdinur, una de las enfermeras del centro de estabilización El Barde, apoyado por Acción contra el Hambre, dijo: “El caso de Yareeyo fue complicado porque sufrió no sólo de desnutrición severa, sino también de labio leporino y fisura, lo que dificultó su tratamiento. Tuvimos que alimentarla a través de una sonda nasogástrica para obtener los nutrientes esenciales para salvar su vida. El tercer día de este tratamiento, ella mostró una mejora visible, e incluso pudimos ver señales de que era juguetona”.

ComeFruta colabora con Acción contra el Hambre nosotros en distintos proyectos

ComeFruta colabora con Acción contra el Hambre para que todas las historias tengan este mismo final feliz. Y tú, con tus compras también puedes salvar vidas. ¿Cómo? Tan fácil como elegir participar en la compra solidaria, una vez hayas elegido tus artículos y vayas a finalizar la compra con el pago.

Al elegir esa opción, añadirás un euro al precio total de tu compra, que donarás al proyecto “Jardines de la Salud”, destinado a ayudar a niños en situación de desnutrición. Además, ComeFruta colabora con Acción contra el Hambre y se compromete a donar un euro adicional, por cada donación realizada por cada uno de vosotros.

Tu compra salva vidas: colabora con ComeFruta y Acción contra el Hambre en la lucha contra la sequía en Somalia

Guardar Carrito
Podrás pagar este carrito más adelante o repetir tu compra en el futuro o compartirla.
Back Guardar Carrito
Rellena Email al que lo quieres enviar y pulsa "Enviar carrito por email".
Carrito enviado por email ! Gracias !

Send this to a friend