¿Cómo elegir limones?

Seguro que has oído alguna vez que “los limones más pesados y con cáscara brillante son los mejores”, también que “hay que desechar los blandos”, pero lo cierto es que muchas veces con esto no basta, ya que a simple vista resulta difícil determinar si un limón es bueno antes de partirlo y probarlo. Por eso, nuestro reto de hoy es que aprender cómo elegir limones. ¿Serías capaz de diferenciar cuál es el mejor limón sólo con ver la siguiente fotografía?

como-elegir-limones

Te ponemos en situación: uno de los limones es de ComeFruta y el otro, de un supermercado de Madrid. Ambos costaron lo mismo y fueron comprados el mismo día, por lo que se encuentran en el mismo momento de la temporada. Ten en cuenta que es muy importante comparar la fruta en los mismos momentos de la temporada, ya que la calidad y el precio por kilo de la mayoría de frutas dependen mucho del momento del año.

Deja un comentario en este artículo diciéndonos cuál de los dos limones crees que es mejor y por qué. Sortearemos una caja de limones entre los acertantes.

[Artículo actualizado el día 19/09/2016]

Tras unos días de consulta, ¡ya podemos dar los resultados! Pero antes… vamos a ver cuántos de vosotros habéis acertado y cuáles son vuestros trucos para aprender a elegir limones. Como veis en el siguiente gráfico, 33 habéis apostado por el limón A; y 23, por el limón B.opinion-clientes-mejor-limon

En líneas generales, los que habéis elegido el limón A os habéis fijado en su mejor aspecto: su tamaño es mayor, tiene un color más intenso y brillante (homogéneo en todo el limón), y su corteza parece más gruesa, lo cual os parece típico de un limón recién cogido y, por tanto, más fresco.

Curiosamente, los que habéis elegido el limón B también os habéis fijado en su aspecto (aunque esta vez, en el peor). En este caso, al tratarse de un limón más pequeño, con un color más oscuro y menos brillante, y una piel más fina, habéis pensado que se trata de un limón más natural, más maduro y con más zumo.

Los primeros creéis que el limón B está excesivamente seco y maduro (casi pasado), mientras que los segundos opináis que el limón A está demasiado verde y, por tanto, tiene menos zumo y un sabor más agrio. Lo cierto es que a simple vista es muy complicado (incluso para los expertos) diferenciar una buena fruta de otra no tan buena. Muchos de vosotros os habéis fijado en el brillo y la verdad es que éste puede ser un indicador de frescura, pero hay que tener cuidado para no confundir el brillo natural del limón recién cogido del árbol con el brillo artificial producto de un proceso de encerado.

Dicho esto, ya podemos decir que el limón A era el de ComeFruta (¡enhorabuena a todos los acertantes!), y el limón B, el de la tienda de Madrid. Como podéis ver en las siguientes fotos, el limón A es mejor. Nada más partirlo ya se ve es mucho más jugoso y tiene menos pepitas. Además, sale justo el doble de zumo.

como-elegir-limones-cortado

como-elegir-limones-zumo

Moraleja: confía en la recomendación de tu frutero, ya que es quien conoce el producto, su origen, su mejor época de consumo…

ComeFruta, tu frutero de confianza en Internet.

0,30 2,06 
0,30 2,06 
kilo unidad
 

*La ganadora del concurso es María López, con su comentario: “El A, tiene la piel tersa y brillante, es fresco, casi se puede oler. El otro está envejecido ha perdido frescura y tiene La punta marrón, empezando a estropearse. Lleva tiempo recolectado”.

Gracias a todos por participar.

agricultura sostenible
Productos naturales, saludables y de calidad, con todo su sabor y vitaminas. Si algún producto no llega en buen estado, te devolvemos el dinero.
fruta solidaria

58 comentarios sobre “¿Cómo elegir limones?

  1. María López dice:

    El A, tiene la piel tersa y brillante, es fresco, casi se puede oler. El otro está envejecido ha perdido frescura y tiene La punta marrón, empezando a estropearse. Lleva tiempo recolectado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *