IGP Cítricos Valencianos

BannerNaranjas2

 

Características

Los cítricos protegidos por la IGP “Cítricos Valencianos” son los frutos del naranjo (Citrus sinensis, L.), el mandarino (Citrus reticultata Blanco) y el limonero (Citrus limón L.) de los siguientes grupos y variedades:

  • Naranjas:
    • Navel: Navelate, Lanelate, Navelina, Newhall, Washington Navel
    • Blancas: Salustiana, Valencia Late.
    • Sanguíneas
  • Mandarinas:
    • Satsuma: Clausellina, Okitsu, Owari
    • Clementinas: Arrufatina, Clementard, Clementina fina, Clemenules, Esbal, Hernandina, Marisol, Otrogrande, Oronules,Oroval, Tomatera
    • Híbridos: Ellendale, Fortune, Kara, Ortanique, Nova
  • Limones:
    • Fino (Mesero)
    • Verna

 

Los frutos presentarán un desarrollo apropiado, y un estado, en especial el de madurez, que permita soportar el transporte, la conservación, el acondicionamiento y el envasado que asegure su llegada a destino en condiciones satisfactorias. Los cítricos amparados por la IGP serán los clasificados en las categorías “Extra” y “I”, según la norma de calidad que sea de aplicación. La presentación se hará en envases de uso alimentario, autorizados por el Consejo Regulador. Los formatos serán cajas de 2,5 a 20Kg y mallas o bolsas de 1 a 4Kg.

 

Zona GeográficacitricosValencianos

La zona de producción de los cítricos amparados por la IGP  “Cítricos Valencianos” está constituida por una franja litoral que se extiende de norte a sur a lo largo de la costa y en el interior hacia los valles de los ríos, abarcando una serie de términos municipales de las provincias de Castellón, Valencia y Alicante. La especial climatología valenciana, con alternancia de temperaturas, templada durante la noche y cálida durante el día, hacen que los cítricos consigan un equilibrio perfecto entre acidez y azúcar.

 

 

Método de obtención

Tradicionalmente, los cítricos se cultivan en la Comunidad Valenciana en regadío, en plantaciones intensivas, prefiriéndose los árboles de porte pequeño y sometidos a cuidados especializados que exigen gran cantidad de mano de obra cualificada.

El nivel técnico del agricultor valenciano, el perfecto conocimiento del cultivo y las características del suelo hace que se consiga un perfecto estado del arbolado y del desarrollo del fruto. Se utilizan portainjertos de especies de cítricos o sus híbridos resistentes a salinidad, a la caliza y a las principales enfermedades.

El acondicionamiento deberá garantizar una protección adecuada del producto y en cada envase o cada lote para la expedición a granel, éste presentará un mismo grado de desarrollo y madurez, acorde con el destino establecido.

 

Vínculo

  • Histórico: de todas las zonas citrícolas del mundo, es la Comunidad Valenciana donde el cultivo de los frutos cítricos tiene la tradición más arraigada. Se tienen referentes históricos muy antiguos de la presencia y conocimiento del cultivo de los cítricos en la zona valenciana. Ya Francesc Eiximenis (1340-1409) en el Regiment de la Cosa Pública refiere la existencia de huertos de naranjas y limones refiriéndose a las bellezas de Valencia. Muntzer en su obra Viaje por España y Portugal (1494) comenta al hablar de Valencia fecundísima en naranjas, limones, cidros y otros innumerables frutales y añade nos llevan a ver la huerta de la ciudad, que está excelentemente plantada de limoneros, naranjas, cidros y palmeras. Laguna, en su traducción de la obra Dioscórides Tratado de Medicina (1570), ofrece datos sobre las naranjas y los limones y dice que los valencianos llaman toronja a la naranja. El botánico cabanilles a finales del siglo XVIII ya habla de la producción de 4000 tahullas de naranjas de la china que rinden más que otra cosecha. Las primeras plantaciones comerciales para el consumo en fresco datan de finales del siglo XVIII y se han ido ampliando hasta alcanzar en la actualidad una superficie de: unas 94.000 has. de naranjos, 65.000 has. de mandarinos y unas 15.000 has. de limoneros, lo que ha permitido desarrollar unas técnicas y una cultura específica, basada en la óptima adaptación de este cultivo al entorno agroclimático y en la calidad de las producciones obtenidas. La importancia del cultivo de la naranja en la Comunidad Valenciana puede ponerse de manifiesto por la existencia de un “Museo de la Naranja” en Burriana (Castellón).
  • Natural: la zona de cultivo comprende los suelos de aluvión de las cuencas fluviales que irrigan las llanuras del litoral mediterráneo, comprendidas entre la propia costa y los sistemas montañosos que las delimitan. Los cítricos se han aclimatado perfectamente al clima mediterráneo, de veranos cálidos e inviernos suaves. El cultivo se concentra en las zonas litorales y en valles, estando limitado principalmente por el riesgo de heladas. En la Comunidad Valenciana, la pluviometría disminuye de norte a sur, desde unos 450 mm en el norte de Castellón hasta menos de 300 mm en el sur de Alicante. Esta escasez de lluvia, además de distribución irregular, obliga a hacer uso del riego en las zonas productoras.

 

 

Etiquetado

La marca IGP “Cítricos Valencianos” ofrece un valor añadido a los cítricos que certifica el Consejo Regulador, que se encarga de realizar rigurosos controles que van desde el campo, pasando por almacenes de acondicionamiento y envasado hasta el punto de venta. Los cítricos protegidos se comercializarán únicamente en envases que irán provistos de una contraetiqueta numerada. En las etiquetas y contraetiquetas figurará obligatoriamente la mención: Indicación Geográfica Protegida “Cítricos Valencianos” o “Citrics Valencians”.

 

Conoce nuestros cítricos

 


Descubre otros productos nacionales de calidad diferenciada

Productos naturales, saludables y de calidad, con todo su sabor y vitaminas. Si algún producto no llega en buen estado, te devolvemos el dinero.
Fruta solidaria con el proyecto de Acción Contra el Hambre “Jardines de la Salud“.