5 consejos para volver a la oficina sin perder el buen humor

volver a la oficina

La vacaciones se acaban y a no ser que te haya tocado la lotería durante este verano en algún momento tendrás que volver a la oficina. Toca retomar tus tareas y reencontrarte con tus compañeros y tu jefe.

La vuelta al trabajo es un hecho pero no tiene por que ser un trauma. Te damos unos consejos para sobrellevar la vuelta a la oficina con actitud positiva y evitar el famoso síndrome postvacacional.

1. Date tiempo para aterrizar

Volver a la rutina de manera gradual es una forma de evitar la conmoción. Si te has marchado de viaje intenta no volver en el ultimo momento.

Después de unas semanas sin horarios el cuerpo tarda en acostumbrarse a las rutinas habituales y es mejor tener uno o dos días de margen para adaptarse.

2. Entierra el hacha de guerra

Volver a la oficina es reencontrarte con tu jefe y con tus compañeros, tanto los colegas como los menos allegados. Aprovecha la desconexión veraniega para hacer borrón y cuenta nueva.

Replanteate la gravedad los conflictos pasados. Piensa que tener enemigos es una gran gasto de energía mientras que mantener un buen clima laboral facilita la realización de tu trabajo.

Empieza a comunicarte con asertividad. Expresa tus necesidades y deseos de una manera educada, franca y directa. Procura decir lo que quieres sin atentar contra los demás pero negociando con ellos el cumplimiento de lo acordado.

Aprende a decir que no con elegancia cuando la situación lo requiera. Esto te ayudará tanto con tu jefe como con tus compañeros.

3. Reconcíliate con tu bandeja de entrada

Abrir el buzón de correo al volver a la oficina y ver la lista de emails no leídos puede ser un auténtico shock. Es increíble cómo se acumula el trabajo en pocas semanas. No desesperes. Ya lo decía Siniestro Total “Ante todo mucha calma” o como dicen nuestros vecinos británicos “keep calm and carry on”. Vamos, que no te agobies.

Seguro que en un primer barrido identificas unos cuantos emails que puedes borrar directamente sin leer. Esto aliviará un poco la lista.

Después comienza leyendo los más importantes, ya sea por la urgencia del asunto o por la identidad del remitente. Responde primero los que se puedan atender con una respuesta rápida. Poco a poco irás aligerando la lista y podrás dedicarte a las tareas que exijan más tiempo y concentración.

Deja para el final los asuntos menos importantes, se consciente de que es posible que tardes unos días en atenderlos todos.

4. Aliméntate con cabeza

Después de los excesos veraniegos retomar los buenos hábitos alimenticios es una forma de mimarte. Dale un tiempo a los azucares y grasas saturadas e incorpora a tu dieta más fruta y verdura. Te ayudará a sentirte mejor.

De sobra conoces la teoría: toma un desayuno fuerte, un tentempié a media mañana y una comida ligera. Esto ayudará a mantener estables los niveles de energía que tu cerebro necesita para tener un buen rendimiento en el desempeño de tus tareas. Una pieza de fruta a media mañana es una apuesta segura.

5. No te quedes parado

No descuides ese tiempo libre del que tanto has disfrutado durante las vacaciones y busca actividades que te hagan seguir disfrutando el resto del año.

Realizar algún tipo de ejercicio o deporte puede ser una buena forma de desconectar del trabajo y dedicarte algo de tiempo a ti mismo. Por no hablar de las famosas endorfinas que se liberan durante el ejercicio y que producen sensación de placer y felicidad.

Guardar Carrito
Podrás pagar este carrito más adelante o repetir tu compra en el futuro o compartirla.
Back Guardar Carrito
Rellena Email al que lo quieres enviar y pulsa "Enviar carrito por email".
Carrito enviado por email ! Gracias !

Send this to a friend