Familias sanas gracias a la buena fruta y verdura

Fruta y verdura son sinónimos de salud. Como madre de familia numerosa y consultora gastronómica puedo hacer la siguiente afirmación: a mayor consumo de fruta y verdura menos catarros en invierno.

Cuando nos dicen que es recomendable al menos cinco raciones de fruta o verdura al día es por algo.  Yo iría aún más allá que son mínimo cinco las que debemos tomar. Y por ello , sin son cinco las raciones recomendadas vamos daros otras cinco razones para argumentar que debe ser así.

La fruta tiene un alto contenido en antioxidantes, vitaminas y minerales, fibra, agua y azúcares.

  • Antioxidantes. Sobre todo los cítricos son muy ricos en vitamina C, beta-carotenos, vitamina E y otras muchas sustancias que tienen gran poder antioxidante que son excelentes agentes contra enfermedades como las cataratas, cáncer de mama y ovarios, y enfermedades cardiovasculares.
  • Vitaminas y minerales en concreto la más famosa, la vitamina C. La vitamina C incrementa la asimilación del hierro, calcio y fósforo y su falta hace que disminuyan las defensas por lo que se sufrirán más enfermedades como la anemia, gripes y catarros.
  • Alto contenido en fibra. Lo cual supone que nuestro intestino funcione mejor y nos ayuda a evitar enfermedades como la diabetes, la obesidad, las varices, y los cánceres de colon y úlceras.
  • Alto contenido en agua. Nos ayuda a estar bien hidratados y a eliminar toxinas.
  • Aporte de azúcares que son gran ayuda para la actividad cerebral. Las neuronas se alimentan de azúcar y por ello es necesario que los niños desayunen carbohidratos y frutas para obtener un buen rendimiento en el cole.

En resumen hoy en día nadie duda de las ventajas que tiene para la salud de nuestra familia que consumir frutas y verduras es buenísimo. Pero cómo se concretan estas cinco raciones es algo que a muchas madres lleva de cabeza y yo siempre les digo que se resuelve contando. Sí,  tan fácil como contar de 1 a 5.

  1. Zumo de naranja en el  desayuno.
  2. A Media mañana nada mejor que una pera o manzana.
  3. Verdura en la comida.
  4. Un plátano en la merienda.
  5. Otra verdura u hortaliza  en la cena.

Si a estas cinco sumamos fruta del postre en comida y cena pues estupendo más salud en forma de fruta.

Intentar pelar poco la fruta y someter a pocos procesos culinarios es algo también muy recomendado. Y cuidar las presentaciones también es algo que las madres debemos hacer. Los niños no son tontos todo lo que está rico y es atractivo les gusta…o a ti no?

 

Maria Mallo

Consultora de Marango Food Designers

Productos naturales, saludables y de calidad, con todo su sabor y vitaminas. Si algún producto no llega en buen estado, te devolvemos el dinero.
Fruta solidaria con el proyecto de Acción Contra el Hambre “Jardines de la Salud“.