Antioxidantes

Los radicales libres están implicados en los problemas de salud que causan  la gran mayoría de las muertes: arteriosclerosis, Alzehimer, osteoporosis, diabetes, cáncer y envejecimiento.

Los radicales libres son residuos químicos que el cuerpo genera que se forman de manera natural por el metabolismo del cuerpo; se trata de moléculas a las que les faltan electrones lo que les hace inestables  y para recuperar su estabilidad roban electrones a otras moléculas que a su vez se convierten en radicales libres y van a robar electrones a otras: es lo que llamamos reacciones de oxidación.

Por suerte ante estos “cacos”(radicales libres) tenemos unos “polis”(antioxidantes) que están en fruta y vegetales sobre todo, así como en chocolate, vino y ajo, que ceden un electrón a los radicales libres pero siguen siendo estables incluso con un  electrón menos.

Según la forma de actuar y su potencia encontramos los siguientes tipos de antioxidantes:

 a) vitamina E (liposoluble) que encontramos en aceite de oliva y girasol y en almendras y avellanas; es cardiosaludable;

 b) vitamina C (hidrosoluble) que encontramos en fresas, kiwi y naranjas, así como en brócoli, col y coliflor (si se preparan al vapor); es segura su acción antioxidante;

 c) carotenoides: zanahoria (por betacaroteno), tomates (por licopeno);

 la Asociación Americana del Corazón recomienda “consumir frutas y verduras especialmente las de color verde oscuro, naranja intenso o amarillo”, cuanto más color tenga la pulpa más rico es en antioxidantes; p. ej: sandía, melocotón, naranja, brócoli, tomate, zanahoria y remolacha.

 

Por tanto la fruta es una gran fuente de antioxidantes.

 Pero no olvidemos que la fruta además de antioxidantes, contiene:

a)  ácido fólico (esencial para el embarazo y desarrollo infantil),

b) minerales y vitaminas: el cuerpo humano necesita ambos nutrientes pero no es capaz de fabricarlos por lo que debemos ingerirlos con los alimentos. Como la tendencia es tener una dieta con déficit de vitaminas, se plantea si tomar suplementos vitamínicos a lo que el cardiólogo mundialmente conocido D. Valentín Fuster afirma que no se ha demostrado que sean eficaces ni seguros e incluso pueden ser peligrosos. Sin embargo respecto a los suplementos de minerales  dado que su carencia produce problemas de salud graves (p. ej: de potasio y magnesio, arritmias; y de hierro, infarto, angina de pecho e insuficiencia cardiaca),  sí están justificados, pero antes de recurrir a ellos es mejor una dieta adecuada. 

c) fibra: existen dos tipos:

– soluble como la pecticina útil para la diabetes y el colesterol y

– no solubles que facilitan el paso de los alimentos por el aparato digestivo y ayudan a combatir el estreñimiento.

Ambas se encuentran en frutas, verduras y hortalizas y en legumbres y cereales integrales. La cantidad recomendada son 20 gr. diarios. Son cardiosaludables el chocolate negro, el vino, ajo y frutos secos y el pescado.

Guardar Carrito
Podrás pagar este carrito más adelante o repetir tu compra en el futuro o compartirla.
Back Guardar Carrito
Rellena Email al que lo quieres enviar y pulsa "Enviar carrito por email".
Carrito enviado por email ! Gracias !

Send this to a friend