Calçots al horno

Esta es una manera sencilla y rápida de preparar los famosos calçots al horno en casa. Cocinados en el horno quedan divinos.

  1. Precalentar el horno a 250º, arriba y abajo.
  2. Mientras se calienta, limpiar los ‘calçots’. Simplemente, cortar la parte más verde, es decir, las hojas.
  3. Una vez limpios, colocarlos en la bandeja o la rejilla del horno. No hay que amontonarlos; no necesitan aceite ni sal.
  4. Dejarlos durante unos 10-12 minutos.
  5. A continuación, sacar los calçots del horno y envolverlos con papel de periódico o papel de aluminio para que se acaben de cocinar 10 minutos más y se mantengan calientes.
  6. ¡Ya están listos para comer con salsa romescu!

Truco: para saber si están listos, cuando saques los calçots del horno pínchalos con un tenedor. Tienen que tener consistencia, porque se acabarán de hacer envueltos con el papel. También lo podemos comprobar de otro modo; cuando todavía estén en el horno, mira si sueltan un poco de agua, eso significa que ya están en su punto.

Guardar Carrito
Podrás pagar este carrito más adelante o repetir tu compra en el futuro o compartirla.
Back Guardar Carrito
Rellena Email al que lo quieres enviar y pulsa "Enviar carrito por email".
Carrito enviado por email ! Gracias !

Send this to a friend