Calçotada. ¿Qué es? Atrévete a disfrutarla con tu familia y amigos

¿Qué es una calçotada?

Hablar de una calçotada en Cataluña es como hablar en Valencia de paella o en Madrid de cocido. Pero, ¿a qué nos referimos exactamente?

La calçotada es una fiesta tradicional gastronómica que tiene su origen en las tierras del Alt Camp de Tarragona y en Valls, su capital. Describe una de las costumbres típicas más arraigadas en Cataluña, en la que la familia y los amigos se reúnen para asar a la brasa los famosos calçots. Son días en los que la gente se encuentra y cocinan juntos, todos se reúnen en torno a la mesa entre charlas y recuerdos, tradición y diversión.

Es el momento de celebrar un buen momento con nuestra familia y volver a disfrutar como un niño. Y esto es literal, ya que para disfrutar de los calçots hay que olvidarse de normas, comer con las manos, mancharnos y divertirnos.

La calçotada se celebra el último fin de semana de enero en Valls en donde se desarrolla un programa variado de actos populares en los que podrás encontrar pasacalles, demostraciones de cómo asar los calçots a la parrilla y varios concursos entre los que destacan los siguientes:

  • Mayor comedor de calçots.
  • Mejor cultivador de calçots.
  • Quién elabora la mejor salsa para calçots.

¿Cómo se cocinan los calçots?

Los auténticos calçots se asan en una parrilla sobre un fuego vivo, normalmente la leña será sarmiento u otra madera olorosa, se les abrasa su parte blanca, quedando el calçots casi carbonizado por su parte exterior.

Se les da la vuelta, se completa el quemado y se han de envolver los tallos en papel de periódico (en grupos de 10, 15 ó más, según su grosor). Finalmente se servirán en la mesa sobre una teja, si uno quiere cumplir escrupulosamente con la tradición.

Pero si hace mal tiempo o no tienes barbacoa, no tienes porqué privarte de esta delicia ya que también los puedes preparar en casa. A continuación te dejamos varias recetas para que, siempre que quieras, puedas disfrutar de ellos:

Y ahora que ya sabemos como prepararlos, te daremos también unas pautas para que los puedas comer como todo un experto.

¿Cómo se come un calçot?

La calçotada forma parte de un ritual gastronómico que requiere ensuaciarse las manos, ponerse un babero, reunirse con la familia y amigos, relajarse y desconectar.

¿Hace cúanto tiempo que no te pones un babero? ¡Seguro que ni lo recuerdas! Pues esta es la oportunidad perfecta para que vuelvas a hacer uso de él, ya que como especifica la Wikipedia, el buen comedor de calçots debería usar un babero que vaya desde el cuello hasta las rodillas.

Lo siguiente que necesitaremos será destreza, ya que los calçots se comen con las manos. Una vez nos hayan servido los calçots en la mesa sobre la teja, deberemos hacer lo siguiente:

  • Coger el calçot con ambas manos, cada una de un extremo de la hortaliza, y presionar la parte inferior.
  • Una vez que sientes como la parte quemada se desprende del resto, se procede a desvestirlo. Tira con decisión y hallarás el tesoro que se esconde en su interior.
  • Impregna bien el calçot en la salsa típica, elévalo sobre tu cabeza y, tratando de acertar, introdúcelo en la boca.

comer calçots

Sabrás que eres un buen degustador de calçots si has terminado con las manos negras y el babero lleno de manchas.