Carbono Orgánico del Suelo (COS): Solución para la descarbonización

El suelo, ese delgado manto que cubre la superficie de nuestro planeta, es mucho más que simplemente tierra bajo nuestros pies. Es un recurso vital que sustenta la vida en la Tierra, desempeñando un papel crucial en la agricultura, la biodiversidad y el clima global. En el corazón de este recurso se encuentra el Carbono Orgánico del Suelo (COS), un componente esencial que determina la salud y la fertilidad del suelo. El COS no solo influye en la calidad y cantidad de los alimentos que cultivamos, sino que también juega un papel significativo en la regulación del clima de nuestro planeta. A través de este artículo, exploraremos la importancia crítica del COS, su impacto en la agricultura y el medio ambiente, y por qué es esencial cuidar nuestros suelos para mejorar los nutrientes en los alimentos y proteger el planeta.

¿Qué es el Carbono Orgánico del Suelo? El Carbono Orgánico del Suelo (COS) es la parte del carbono almacenado en el suelo que proviene de restos de plantas, animales y microorganismos en descomposición. Este componente es fundamental para la salud del suelo, ya que mejora su estructura, retención de agua y fertilidad. El COS es esencial para la agricultura, ya que suelos ricos en carbono orgánico son más productivos y resilientes frente a condiciones adversas como la sequía.

El COS y su Impacto en el Cambio Climático El COS juega un papel crucial en la regulación del clima global. Actúa como un “sumidero” de carbono, ayudando a capturar y almacenar dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera, un gas de efecto invernadero clave. Por lo tanto, la gestión adecuada del COS puede contribuir significativamente a la mitigación del cambio climático. Los acuerdos internacionales como el Protocolo de Kyoto y el Acuerdo de París reconocen la importancia del suelo y el COS en sus estrategias climáticas.

Entre 2006 y 2015, las emisiones de CO2 a la atmósfera fueron dos veces más altas que la suma de los sumideros oceánicos y terrestres. El 90% de estas emisiones procedían de combustibles fósiles y la industria.

El dióxido de carbono (CO2) es el gas carbónico más abundante de la atmósfera. Antes de la era industrial, las concentraciones atmosféricas de CO2 fluctuaban entre 180 y 290 ppm. En 2014, la abundancia atmosférica de CO2 alcanzó más de 397 ppm (Le Quéré et al., 2016), un 40% más alta que antes de la industrialización.

Gestión Sostenible del COS La gestión sostenible del COS implica prácticas agrícolas que mantienen o aumentan los niveles de carbono en el suelo. Esto incluye técnicas como la agricultura regenerativa, el uso de cultivos de cobertura, la rotación de cultivos y la aplicación de compost y otros materiales orgánicos. Estas prácticas no solo mejoran la calidad del suelo y la producción de alimentos, sino que también contribuyen a la captura de carbono, un aspecto crucial en la lucha contra el cambio climático.

Impacto de la Agricultura y Cambio de Uso de la Tierra: Con el cambio climático y la gestión insostenible, ciertas áreas de suelos pueden convertirse en fuentes netas de emisión de GEI (Gases de Efecto Invernadero). Sin embargo, si se gestionan adecuadamente, tienen el potencial de secuestrar grandes cantidades de carbono, contribuyendo a la mitigación del cambio climático.

Desafíos y Soluciones A pesar de su importancia, el COS enfrenta varios desafíos, como la degradación del suelo debido a prácticas agrícolas insostenibles y el cambio climático. Para abordar estos desafíos, es necesario promover prácticas agrícolas sostenibles, políticas de gestión de suelos y programas de educación y concienciación. La cooperación internacional y el intercambio de conocimientos y tecnologías también son fundamentales para mejorar la gestión del COS a nivel global.

Conclusión:

El balance global de carbono es un tema complejo que depende de múltiples factores, mostrando cómo las actividades humanas, especialmente la quema de combustibles fósiles y los cambios en el uso de la tierra, han contribuido significativamente a las emisiones de GEI, mientras que la gestión adecuada del suelo puede ofrecer un medio importante para su secuestro y mitigación.

La importancia del Carbono Orgánico del Suelo trasciende más allá de la simple fertilidad del suelo y la producción de alimentos. Es un elemento clave en la lucha contra el cambio climático y en la preservación de la biodiversidad y los ecosistemas naturales. Al adoptar prácticas de gestión sostenible del suelo y promover políticas que fomenten la conservación y el aumento del COS, podemos asegurar no solo una producción de alimentos más nutritiva y sostenible, sino también un futuro más saludable para nuestro planeta. La tarea de cuidar y mejorar el COS es una responsabilidad compartida que requiere la colaboración de agricultores, científicos, políticos y ciudadanos. Juntos, podemos trabajar hacia un mundo donde el suelo fértil y rico en carbono orgánico sea la norma, no la excepción, garantizando así la seguridad alimentaria y un planeta más saludable para las generaciones futuras.

Si quieres más información puedes leer este interesante pdf de la FAO.

close

Hola 👋 Regístrate a nuestra News Letter y recibe un producto sorpresa gratis en tu primer pedido.

Lee nuestra política de privacidad aquí para obtener más información.

Calendario de temporada (PDF)

Recibe gratis el calendario de frutas y verduras de temporada de España.

Lee nuestra política de privacidad aquí para obtener más información.

Opiniones de clientes y Fotos de pedidos


Más del 50% repite,
haz tu primer pedido con entrega en cualquier punto de España sin gastos de envío desde 19€, cupón: FREE33

Guardar Carrito
Podrás pagar este carrito más adelante o repetir tu compra en el futuro o compartirla. Si quieres recibir este carrito de forma periódica, mándalo a [email protected] con los datos de contacto.
Back Guardar Carrito
Rellena Email al que lo quieres enviar y pulsa "Enviar carrito por email".
Your cart email sent successfully :)