¿Cómo mejorar la salud de los empleados?

cómo mejorar la salud de los empleados

Si invertimos en la salud de los empleados estamos invirtiendo en el futuro de la empresa. Fomentar el concepto de empresas saludables no conlleva gran complejidad y puede hacerse de manera gradual. Introduciendo iniciativas que estén alineadas con la filosofía de la empresa y que se ajusten a los recursos de que dispone.

Tus empleados deben disfrutar de una buena salud para afrontar todos los retos que la empresa le proponga. Además, apostar por un entorno de trabajo saludable te ofrece cuantiosos beneficios a medio y largo plazo.

¡Queremos empleados sanos en empresas saludables!

Según el Barómetro FOOD 2014 que realiza anualmente Edenred con el objetivo de analizar los hábitos alimenticios de las personas en el lugar de trabajo. El 54% de los españoles come frecuentemente en restaurantes los días laborables. El 31,9% restante asegura llevarse el tupper de casa. Estos datos se entienden dada la cada vez más frecuente falta de tiempo generalizada en los entornos laborales. Como consecuencia, los empleados optan por consumir alimentos ya elaborados y generalmente poco saludables.

Cuando tus empleados llevan una alimentación saludable y equilibrada, evitan ciertas enfermedades asociadas al consumo de alimentos con alto contenido en azúcares, grasas y sal. Como pueden ser la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión o la obesidad.

La mayoría de las recomendaciones médicas indican que se debe limitar el consumo de grasas saturadas y azúcares. Y por el contrario, aumentar el consumo diario de alimentos con fibra como la fruta. Una pieza al día de fruta fresca es un snack saludable muy beneficioso para la salud. Se puede tomar a media mañana o media tarde incluso desde el mismo puesto de trabajo.

¿Qué beneficios tiene invertir en la salud de las personas que pertenecen a nuestra empresa?

  • Si invertimos en fomentar hábitos alimenticios saludables, estamos reduciendo la probabilidad de que el personal enferme. 
  • Disminución de los costes asociados a las enfermedades. Al disminuir las enfermedades derivadas de hábitos alimenticios poco salubres, disminuyen a su vez los costes asociados a ellas.
  • Aumento de la productividad. Menos enfermedades y más reducción del absentismo o bajas laborales se traducen en una aumento de la productividad.
  • Empleados más motivados. Tus empleados valoran positivamente que te preocupes por su bienestar y agradecen tus iniciativas. Te corresponderán mostrando mayor motivación en su lugar de trabajo.
  • Mejor clima laboral. Las iniciativas de mejora de salud en el trabajo fomentan un clima laboral positivo. Lo que buscamos son empleados sanos, dinámicos y felices que compartan hábitos saludables.

¿Cómo podemos nosotros mejorar la salud de nuestros empleados?

Hoy en día es más que habitual encontrarse con empresas que dan acceso a sus empleados a programas de salud en los que incluyen actividades físicas indoor o outdoor, información nutricional, o fruta fresca diariamente.

Demostrar a tus empleados que te preocupas por ellos es más fácil de lo que piensas. Simplemente con comprar fruta para la oficina, tus empleados comprobarán que para ti mejorar su calidad de vida es importante y aumentarás el orgullo de pertenencia.

Además, trasmites a tu equipo la imagen de una empresa innovadora en la que cualquiera querría trabajar. ¿Qué más se puede pedir?.