Divertirse comiendo fruta

En el camino del colegio a casa mientras reían y saltaban, Carlota y Clara, las protagonistas del cuento, decidieron hacer un juego: cada día de la semana elegirían un color, pensarían en una fruta de esa tonalidad, inventarían una breve historia y la tomarían para merendar…..así empieza ¡Qué divertido es comer fruta!!! y…..¿por qué no proponer este divertido y saludable juego, también, a nuestros niños?.

Puedes encontrar muchas otras historias y juegos divertidos para tus hijos en el libro ¡Qué divertido es comer fruta! de María Teresa Barahona

También te puede interesar: ¿cómo conseguir que los niños coman fruta? y la cartilla de frutipuntos, un juego para que los niños coman fruta.