Trucos para conservar cítricos en casa durante más tiempo

conservar cítricos

Los cítricos de ComeFruta (naranjas, mandarinas, limones…) maduran en el árbol y, una vez recolectados, se conservan fácilmente una semana o más a temperatura ambiente y algo más en el frigorífico. En este artículo te contamos algunos trucos para conservar cítricos en casa durante más tiempo sin que éstos pierdan su sabor y vitaminas.

¿Dónde y cómo conservar cítricos en casa?

Como ya vimos en nuestro artículo “¿Cómo conservar frutas y verduras: en la nevera o fuera?”, los cítricos son frutas que conviene conservar a temperatura ambiente fuera de la nevera. Lo ideal es que los guardes en un sitio oscuro, seco, fresco y aireado, lejos de la humedad, el calor y protegidos de la luz solar. Para conservarlos de forma óptima lo mejor es no amontonarlos para que circule el aire entre ellos.

Ten en cuenta que no debes almacenar nunca fruta que no esté fresca ni piezas que puedan estar dañadas. Tal y como te explicamos en nuestro artículo “Conservar naranjas como recién cogidas del árbol”, si alguna pieza empieza a estropearse, sepárala del resto para que no afecte al resto.

¿Cómo conservar cítricos si hemos comprado demasiados?

Si a pesar de todo lo anterior has comprado muchas naranjas y no vas a poder consumirlas en una o dos semanas, puedes guardarlas en la parte menos fría frigorífico en bolsas de plástico cerradas. Así pueden durarte hasta un mes, pero ten en cuenta que deberás sacarlas al menos dos o tres horas antes de consumirlas para que estén a temperatura ambiente.

Y antes de tirar… ¡congelar!

Aunque nosotros siempre recomendamos consumir la fruta fresca que es la que mejor sabe y más vitaminas nos aporta, también estamos en contra del desperdicio alimentario, por lo que antes de tirar cualquier fruta o verdura, te recomendamos que la congeles. Los cítricos, por ejemplo, se pueden congelar pelados o en gajos. Una opción es cortarlos en rodajas y ponerlas a congelar en bandejas. Cuando estén completamente congeladas puedes guardarlas en bolsitas y dejarlas en el congelador. Si eres amante de los postres hechos con cítricos (flan de naranja, mousse de naranja, savarín de naranja), puedes congelar la piel o la ralladura de cítrico en una bolsita de plástico o en un tupper para tenerla siempre a mano. Por último, también puedes congelar el zumo de cítricos (por ejemplo, en cubitos de hielo que puedas utilizar en bebidas refrescantes o para dar aroma a algún plato).

Guardar Carrito
Podrás pagar este carrito más adelante o repetir tu compra en el futuro o compartirla.
Back Guardar Carrito
Rellena Email al que lo quieres enviar y pulsa "Enviar carrito por email".
Carrito enviado por email ! Gracias !

Send this to a friend