FRUTOS ROJOS CONTRA EL INFARTO

Según una investigación liderada por la Escuela de Salud Pública de Harvard comer tres o más raciones a la semana de frutos rojos reduce hasta un tercio el riesgo en mujeres de sufrir un ataque al corazón. Se atribuye a su elevado contenido en antocianinas, que son moléculas que ayudan a proteger el endotelio (la pared interior de las arterias, donde se originan los infartos) y a controlar la tensión arterial.