Beneficios de la mandarina para nuestra salud y belleza

beneficios de la mandarina para la salud

La mandarina es un símbolo de suerte en China. Es incluso costumbre dar mandarinas de regalo en el año nuevo chino como forma de desear buena suerte. Sin embargo, la suerte de la mandarina se extiende más allá de esta tradición china y también se puede encontrar en las propiedades nutritivas de esta fruta. A continuación veremos todos los beneficios de la mandarina, explorando para qué sirve y sus propiedades nutricionales.

¿Qué es la mandarina?

La mandarina es una fruta cítrica proveniente del árbol mandarino. Es muy común confundir la mandarina con la clementina, sin embargo la segunda es una hibridación de la primera con naranja amarga. Podemos decir que son primas entre sí y por eso las propiedades de la clementina son muy similares.

Información nutricional de la mandarina

La mandarina es una rica fuente de vitamina A, vitamina C, vitamina B1 y B2, bioflavonoides (como el nobiletin), folato (similar al ácido fólico) y sales minerales, como el potasio, el calcio, el fósforo y el magnesio.

La fruta entera puede ser aprovechada, ya que su corteza y hoja también son muy ricas en nutrientes.

Información NutricionalPor 100 g
Energía53 calorías
Carbohidratos13,3 g
Azúcares10,6 g
Proteínas0,8 g
Grasas0,3 g
Fibras1,8 g
Sodio2 mg
Potasio166 mg

 

Beneficios de la mandarina para la salud y la belleza

Piel más joven y sana

Por ser rica en antioxidantes y poseer alrededor de un tercio de la dosis diaria recomendada de vitamina C, la mandarina puede ser muy beneficiosa para nuestra piel, ya que ayuda al cuerpo a sintetizar el colágeno, mejorando la curación de las heridas de la piel.

Para conseguirlo se puede hacer a través de cremas o aceites esenciales de mandarina, que también se pueden utilizar como antifúngicos y poseen propiedades antisépticas. Su aceite puede ser utilizado para tratar el acné, las cicatrices y la prevención de las estrías. Aquí puedes ver un ranking con los 50 alimentos con más vitamina C, así puedes conseguir esta preciada vitamina cuando no es la época de esta fruta.

Además, la mandarina es una gran aliada para combatir las arrugas y en el proceso de envejecimiento de la piel, debido a sus antioxidantes. Y para esto no necesitas consumir mandarinas a diario, es posible también aprovechar sus ventajas a través de mascarillas y cremas; ya que se puede encontrar como componente principal en varios productos de belleza.

No te pierdas nuestro artículo sobre las mejores frutas para tener una piel saludable.

Por ejemplo una receta para una mascarilla casera que ayudaría a eliminar la grasa y las bacterias de la piel: mezclar una cucharada de yogurt natural, una cucharada de miel y el zumo de mandarina. Dejamos reposar en la cara durante 10 o 15 minutos y posteriormente te lavas. ¡Así de simple!

Cabellos más fuertes y saludables

¿Qué es la vitamina B12? Está presente en la mandarina y mejora el crecimiento y fortalecimiento del bello, ayudando a evitar la caída y reduciendo el proceso de blanqueamiento de los cabellos (canas).

Además, la vitamina A, presente en esta fruta, cuando se usa con champús y/o acondicionadores, ayuda a equilibrar la cantidad de sebo del cuero cabelludo y a mantener la hidratación de los cabellos, dejando el pelo con un aspecto más sano.

Para una solución más rápida, es posible también unir el zumo de mandarina junto con aceites esenciales y aplicarlos directamente en el cabello y después enjuagarlos completamente.

Pérdida de peso

Entre los beneficios de la mandarina, se destaca la ayuda en el control del peso corporal. En 100g de mandarina se pueden encontrar alrededor de 53 calorías, 0.3g de grasa, casi 2g de fibra, 27mg de vitamina C y 37 mg de calcio. Estas propiedades hacen que esta sea una fruta muy habitual en las dietas para adelgazar, ya que por tener una cáscara dura y aún así ser fácil de pelar, es una buena fruta para ser llevada en el bolso o mochila como tentempié matinal o vespertino.

La fibra presente en la fruta ayuda en la pérdida de peso, pues mejora la saciedad de nuestro cuerpo y ayuda a equilibrar el nivel de azúcar en la sangre. Sus vitaminas reducen la producción de cortisol, la hormona del estrés, que puede influir en el almacenamiento de grasas. Y, finalmente, por ser un alimento con bajo contenido en grasas y calorías y altos niveles vitamínicos, la mandarina se convierte en un aliada perfecta para dietas balanceadas de pérdida de peso.

Dientes, encías y una sonrisa más sana

La vitamina C, junto con el calcio y fósforo, es uno de los mayores responsables del desarrollo de dientes más saludables, y además investigadores de la “State University of New York en Buffalo” publicaron una investigación llegando a la conclusión que las personas que no consumen su dosis diaria de vitamina C tienen un 25% más de probabilidad de tener gingivitis, enfermedad que inflama la encía, dejándola más voluminosa y susceptible de sangrado.

Refuerza el sistema inmunológico

Es sabido que la vitamina C ayuda a mantener nuestro sistema inmune más fuerte, y por eso es la vitamina más encontrada en remedios para prevenir y combatir las gripes. Por eso, uno de los beneficios de la mandarina es tener esa capacidad de ser un sabroso remedio natural.

En días más fríos, una buena costumbre es hacer té con la cáscara de la mandarina acompañado de otros ingredientes, como la menta o hierbabuena, que nos proporciona una mezcla perfecta con propiedades antivirales; o con jengibre y lavanda, pues la lavanda ayuda a relajar los músculos doloridos y el jengibre es un anti-inflamatorio natural.

Este artículo es perfecto para conocer más información sobre el jengibre para nuestra salud y como siempre puedes comprar el jengibre natural a los mejores precios en nuestra tienda

Combate la diabetes

Una investigación académica hecha por la Universidad de Westen Ontario dice que una bioflavonoide llamada Nobiletin, encontrada en la mandarina, es una potente sustancia que ayuda a nuestro organismo a combatir la diabetes tipo 2, ya que regula el nivel de insulina en sangre.

Ayuda a las tres “C” – Corazón, Colesterol y Cáncer

El nobletin, citado anteriormente, nos protege de la aterosclerosis, gran causa de infartos y ataques del corazón. Además, la mandarina es rica en potasio, sustancia que reduce la presión arterial y promueve un flujo sanguíneo más sano, previniendo la formación de coágulos sanguíneos.

Pero el nobletin todavía va más allá y también ayuda en la prevención del exceso de grasa en nuestro cuerpo, principalmente en el hígado, alentando a nuestro organismo a quemar grasa y no a producirla ni a almacenarla. De esta forma, ayuda a bajar el colesterol malo y promueve el buen colesterol. La mandarina se compone también de sinefrina, que frena la producción de colesterol en el organismo.

Existen estudios (aún iniciales) que determinan propiedades anticancerígenas de los bioflavonoides encontrados en la mandarina. Se ha demostrado en ratones que ayudarían a prevenir el aumento de las células cancerígenas, reduciendo así la proliferación de tumores.

Ayuda en la digestión y combate problemas relacionados con el sistema digestivo

Debido a su composición nutricional, la mandarina, también tiene muchos beneficios para tu sistema digestivo. Por ser rica en fibras, ayuda en el funcionamiento general del sistema digestivo y también de los riñones.

Contiene fibras y antioxidantes, como ya se mencionó anteriormente, que restringen la absorción del colesterol por el hígado, haciendo que se tenga menos el riesgo de obesidad y ayude a desintoxicarlo.

Además, sus aceites esenciales se recomiendan para la prevención de los cólicos y los vómitos incluso para las mujeres embarazadas.

Hidratación y mejora del sistema renal

Como la mandarina se compone en un 90% por agua, ayuda a hidratar el organismo, es una fruta diurética y sus vitaminas y sales mineras colaboran para el tratamiento de las anemias.

Beneficios de la mandarina para la visión

Con el consumo de la mandarina natural, la vitamina A y C, presentes en la fruta, pueden ayudar a prevenir la degeneración macular relacionada con la edad, que puede ser la mayor causa de pérdida de visión en edad avanzada.

Recomendada para los deportistas

La mandarina tiene alrededor de 166 mg de potasio por cada 100 grs; esta sustancia tiene una función positiva en varios órganos, células y tejidos del cuerpo. Es un mineral necesario para el funcionamiento ideal de los riñones, músculos, nervios, corazón y para el sistema digestivo (como ya se ha citado anteriormente). Es esencial para tener huesos saludables y además previene la osteoporosis a una edad más avanzada. También ayuda en el crecimiento y la recuperación de nuestros músculos.

Además del potasio de la mandarina junto con su vitamina C, que es crucial en la sintetización del colágeno en el cuerpo, ayuda a mantener tendones, ligamentos, huesos y arterias bien unidos.

Un estudio realizado en junio de 2005 y publicado en el Journal of the American College of Nutrition concluyó que un aumento del consumo de vitamina C puede ayudar en la quema más rápida de grasa en los ejercicios físicos.

Ácido Fólico

La mandarina contiene en promedio 20mg de folato, una versión natural del ácido fólico. Aunque nuestro cuerpo necesita una cantidad mayor que esto, siempre es importante conocer las propiedades del ácido fólico, que anima a nuestro cuerpo para ayudar en la reparación y el crecimiento de células y tejidos de ADN.

De esta forma, es un elemento esencial en períodos como el embarazo y la infancia. Si se consume en cantidades adecuadas, el ácido fólico todavía puede ayudar a prevenir cambios de ADN que podrían producir al cáncer.

Calmante natural

Este es uno de los beneficios de la mandarina menos conocidos. En la aromaterapia su aceite esencial se utiliza para ayudar a la gente a descansar y relajarse. El maracuyá es la más conocida dentro de las frutas calmantes, pero el olor de la mandarina y el té de su hoja son altamente recomendados para quien necesita tranquilizarse.

El té de la hoja de mandarina también puede ayudar a combatir enfermedades, citadas previamente, como la aterosclerosis y cálculos renales.

Asimilación del hierro

El deficit de hierro en la sangre puede causar falta de energía y dejar a las personas más pálidas y cansadas. Cuando la vitamina C de la mandarina se consume junto con algún otro alimento rico en hierro, como por ejemplo la espinaca, el cuerpo tendrá una capacidad mayor de absorber este hierro. De esta forma, un zumo de mandarina con espinaca puede ser una buena forma para empezar el día.

Consejos varios sobre mandarinas

  1. Para aprovechar todos los beneficios de la mandarina, es recomendable guardar la fruta en un lugar fresco y no consumirla caliente (como, por ejemplo, hervida) Porque el calor puede hacer que la fruta pierda buena parte de sus nutrientes.
  2. Es recomendable conservar la mandarina a temperatura ambiente para evitar que el frío deteriore sus propiedades, aroma, textura o sabor.
  3. No se recomienda lavar las mandarinas antes de guardarlas, pues el contacto con el agua puede hacer que se produzca el crecimiento de hongos, estropeando la fruta.
  4. ¿Cómo hacer el té de la mandarina? Con el agua hirviendo, agregue las cáscaras (o las ralladuras de la cáscara) y déjelas hervir durante aproximadamente tres minutos. El té puede ser consumido frío o caliente. Es mejor no dejar que se asiente por mucho tiempo para que no amargue demasiado.
  5. Se recomienda dejar que la cáscara de mandarina se seque al sol durante unos días antes de consumirla. Después de esto, guárdelas en un paquete bien sellado en la nevera (pudiendo consumirlas durante dos meses).
1,23 17,60 
1,23 17,60 
caja kilo unidad
 
0,19 17,40 
0,19 17,40 
caja kilo unidad
 
22,44  22,06 
 
Guardar Carrito
Podrás pagar este carrito más adelante o repetir tu compra en el futuro o compartirla.
Back Guardar Carrito
Rellena Email al que lo quieres enviar y pulsa "Enviar carrito por email".
Carrito enviado por email ! Gracias !

Send this to a friend